5 formas de tunear tu casa en un dos por tres

reparaciones del hogar,reparaciones sencillas en el hogar,reparaciones en casa,reparaciones comunes en el hogar,reparaciones en casa que puedes hacer tú mismo,retoque de pintura,cambiar un fusible,sellar instalaciones hidráulicas,aceitar puertas,reparar muebles

Con todo esto de la cuarentena y que pasamos mucho más tiempo en el hogar que antes, es posible que con el tiempo y nuestros ratos de ocio, hayamos notado más de un desperfecto en nuestro hogar que nos gustaría reparar. Y aunque algunas de esas mejoras para el hogar requieren personal calificado (que sí sepa lo que hace), hay otras reparaciones en casa que hasta pueden ser divertidas si se hacen con ayuda de la familia o hasta de los roomies.

Así que saca ese lado talachero que todos llevamos dentro y pon manos a la obra para que tu hogar sea mucho más acogedor en este confinamiento.

 

1. Retoque de pintura

Esta es una de las reparaciones más sencillas en el hogar, perfecta para realizarla en un fin de semana y estrenar “muros nuevos” el siguiente lunes. Solo necesitarás unos cuantos botes de pintura, unos rodillos especiales, periódico y brochas. Lo siguiente es aplicar la pintura conforme a las instrucciones del fabricante y ¡vualá!, adiós a la apariencia desgastada de las paredes y muros.

Si quieres irte por el lado más clásico, el blanco siempre es una buena opción; pero si quieres algo distinto o resaltar un muro en específico, quizá una visita a Pinterest o Instagram podría ayudarte a tener algo de inspiración. No olvides guardar los códigos de color de la pintura que uses por si necesitas darle su retoque más adelante.

Antes de ponerte como todo un Bob Ross a pintar a diestra y siniestra, verifica que tus muros no tengan filtraciones o algún descarapelamiento que podría necesitar una reparación más especializada como resanar una pared con yeso o resolver un problema de humedad interno.

 

2. Cambiar un fusible

Aunque en principio parezca que no, esta es una de las reparaciones en el hogar que puedes hacer tú mismo sin que le tengas que llamar a “Toño, El Electricista”. Y es que es muy común que los fusibles se fundan debido a alguna descarga eléctrica durante un tormentón, por lo que siempre es bueno que tengas algunos de repuesto en caso de que los requieras

Lo primero que debes hacer para llevar esta tarea a cabo, es bajar el famosísimo switch de tu casa, para evitar accidentes como una descarga eléctrica. Luego con ayuda de una lámpara, revisa cuál fue el que se dañó, por lo regular casi siempre hay dos, así que sácalos sin miedo y verifica cuál es el culpable de mantenerte a oscuras (casi siempre se ve como si estuviera quemado).

Ahora quita el filamento dañado (una laminita dentro del cilindro) y cámbialo por uno nuevo, coloca los dos fusibles en su lugar y haz un poco de presión para que queden bien puestos. ¡Listo! Solo sube el switch para disfrutar de nuevo la luz en tu hogar. 

 

3. Sellar instalaciones hidráulicas

Esta tarea en específico, es quizá una de las más sencillas de la lista,  pero a diferencia de las dos anteriores solo funciona como una solución a corto plazo antes de que llegue un plomero de a de veras a reparar el problemita.

Pero bueno, supongamos que tienes un goteo que no te deja dormir en tu casa y que además desperdicia poco a poco el agua, bueno lo primero que tendrías que hacer es identificar de dónde viene. Si sale de las boquillas de las llaves es probable que dicha llave esté floja, por lo que necesitarás unas pinzas para apretar la base de la llave y quizá un poco de teflón.

Si por otro lado, el molesto goteo viene de alguna tubería en el lavabo o en el fregadero, bastará con comprar una cinta selladora para evitar el flujo de líquido. Quizá con el tiempo esto no sea suficiente, la fuga vuelva y necesites llamar al experto para cambiar el tubo. Aun así, como solución temporal, funciona muy bien.

 

4. Aceitar puertas

Sales de tu cuarto, rechinido. Entras a la cocina, rechinido. Y tú te preguntas qué es lo que pasa, de dónde viene tanto ruido, hasta piensas en cambiar por completo las puertas y sus juntes, pero no es necesario. Bastará con ir a alguna ferretería o tu tienda favorita de productos para el hogar y comprar lubricante o aceite para metales.

Una vez que lo tengas en tus manos, solo aplícalo en las bisagras y sistemas de cerrado de las puertas de tu casa, para que ese ruido molesto se vaya. ¿Sabes qué es lo mejor? Que sale muy barato y te gastarás menos que lo que cuesta una pizza de pepperoni en repararlo.

 

5. Reparar muebles y pisos de madera

Los accidentes pasan y es normal que por una u otra razón tus muebles de madera sufran abolladuras o arañazos (cortesía de un michi o un perrito), pero no te preocupes, aquí están dos trucos que los dejarán bastante presentables y con el mínimo esfuerzo.

a) Para prevenir: Existen una gran cantidad de aceites que se pueden aplicar en la madera como el de naranja, el de linaza, el danés y muchos otros, que dependiendo de la madera que tengas en tus muebles, le dan un acabado brillante e incluso las protegen ante rasguños superficiales o manchas. Si no sabes cuál es el adecuado para el tipo de mueble que tienes en casa, esta guía te podría ser de utilidad.

b) Para los arañazos (aplica también para pisos de madera): Busca una cera que tenga un tono parecido al de tu querido mueble y colócala en las partes dañadas. Con ayuda de una secadora de pelo, fúndela poco a poco para que se filtre en las hendiduras. Usa alguna palita de plástico para distribuir mejor y quita el exceso con un trapito.

c) Para las abolladuras: Aquí literalmente vas a planchar los daños de la madera, para eso ponle un chorrito de agua a la parte dañada y coloca un trapo sobre la misma. Con ayuda de tu plancha de ropa, plancha el trapo con movimientos circulares y un poco de presión hasta que el agua se seque. Levanta el trapo y ve como ese daño se fue al más allá.

 

Y eso es todo, ya conoces 5 reparaciones comunes en el hogar que puede hacer cualquier persona que tenga manos y una pizca de ganas. Pero si requieres reparar algo que no aparece en esta lista o que simplemente requiere un técnico experto en la materia, no dudes en llamarlo, pues intentarlo tú mismo puede resultar peligroso o desastroso.

Por suerte, wibe ahora cuenta con un servicio de Reparaciones en el Hogar que incluye visita, diagnóstico y mano de obra desde $499 MXN en todo lo relacionado con Plomería, Cerrajería, temas de Electricidad y otros servicios con los que podrás resolver todos tus problemas caseros en un solo clic. Échale ojo a toda la información en este link.