Tener un seguro más que un gasto, es un ahorro

Tener un seguro más que un gasto, es un ahorro

Muchas veces cuando la gente piensa en contratar un seguro de auto, lo primero que le pasa por la cabeza es que se tratará de un gasto extra o de algo que preferiría no pagar porque podría aprovechar ese dinero para mejores cosas. La realidad es que un seguro supone todo lo contrario, representa un ahorro y te mantiene protegido ante situaciones que no esperarías que ocurrieran.

Es una manera de cuidarte tú como conductor, a tu familia, tu patrimonio y el de los demás; es una forma de estar preparado ante lo inesperado. Si todavía tienes duda del ahorro que representa tener un seguro para tu vehículo te invitamos a que leas esta nota que escribimos para ti, porque te queremos.


Te ahorras el disgusto

Comprar un auto es uno de los mayores logros que alguien puede tener en la vida, sobre todo si estabas esperando comprar un modelo en específico desde hace mucho tiempo, y después de mucho esfuerzo y trabajo duro, lo conseguiste. Ahora imagina también que eres de esas personas que conduce con prudencia, respeta las señales de tránsito y no tienes ni una sola fotocívica, pero por azares del destino caíste en un bache o alguien que conducía imprudentemente provocó que tu auto sufriera un daño irreparable; a esto súmale que no muchos autos están asegurados (en 2019 solo 3 de cada 10, tenían una póliza de seguro de auto vigente).

¿A cuánto equivale eso? En la Ciudad de México a $25,000 MXN en promedio, entre gastos de los afectados y afectaciones a las vialidades. Hablando de pérdida total, estaríamos hablando del valor del vehículo, esto sin contar los gastos personales que pudieran aplicarse.

Si no estuvieras asegurado, todo ese dinero tendría que salir de tu cuenta y todo el esfuerzo, el tiempo que estuviste ahorrando para comprarte ese seminuevo que tanto añorabas, esa felicidad cuando te dieron el financiamiento, se desvanecería. Pero al asegurar tu auto, la cosa cambia porque las preocupaciones disminuyen, ya que los gastos corren por cuenta de tu aseguradora (claro, según la póliza).


Te ahorras el imprevisto

Ante un siniestro, todo lo que se derive de él, tendrías que pagarlo de alguna forma y quizá hasta tengas  que hacer uso de los ahorros que estaban destinados para otros imprevistos como la salud de tu familia. Con un seguro de auto, esos otros ahorros jamás los tendrías que tocar para cuidar de tu auto, repararlo o pagar multas o indemnizaciones. Por el contrario, podrías invertirlos en el cuidado de tu salud, en preparar un viaje o reparar tu casa.

Pero esto no termina aquí, muchos seguros te ofrecen cobertura extendida que también protege tu persona y la de las personas involucradas en un siniestro, además de promociones adicionales que te harán más que gastar, ahorrar al comprar un seguro de auto.


Te ahorras el susto

Las ciudades de nuestro país no son libres de ladrones (con exactamente 73,223 robos de autos entre 2019 y 2020, contando solo los autos asegurados), y en un descuido, alguna ratilla podría llevarse algo que es tuyo; desde un espejo hasta el auto completo.

Nuevamente, no hay razón para pasar por ese trago amargo tú solo. Tener un seguro de auto no hace que la ciudad se vuelva más segura, pero sí te deja más en calma, porque sabrás que ante un robo, tu vehículo está protegido y que todos esos gastos no saldrán directamente de tu bolsillo.


Te ahorras la sorpresa

Ya se sabe que en nuestro país tener un seguro de responsabilidad civil (daños a terceros) es obligatorio y que no tenerlo ocasiona multas. En primera, sería muy irresponsable andar por las calles y carreteras de este bello país sin un seguro, y en segunda si te detienen, pues ahí está, a desembolsar lo de la multa.

Pagar la multa ocurre en el mejor de los casos, porque en un escenario menos favorable, podrías ser partícipe de un accidente en el que tendrías que correr con los gastos de alguien más por heridas o algún suceso de ese tipo (como dañar algún negocio, un poste, una jardinera, etc.). Insistimos, nada suma a tu tranquilidad como tener un copiloto de viaje que esté cuidando de ti en tu camino (sí, ya sabemos, sonó muy romántico).


Asegurarte es doblemente bueno y sencillo

Si ya te convenciste de invertir en un seguro de auto, seguramente te estarás preguntando con cuál seguro te conviene invertir o cómo ahorrar al comprar tu seguro. Y bueno, ya que estamos en el blog de wibe pues vamos a hablarte de él. Pero tranqui, más allá de intentar hacerte un comercial, te hablaremos de los puntos fuertes de wibe de la manera más objetiva posible, para que compares y elijas la opción que más te convenga, pues al final tú decides, ¿no?


wibe está pensado para ti

Arriba hablamos de ahorrar y de todo lo que implica un imprevisto. Pues bien, wibe está diseñado bajo ese pensamiento. Siempre podrás elegir las coberturas que más se ajusten a lo que necesitas y dejar fuera las que no, nada de andar pagando por algo que no quieres. Si no lo quieres, lo quitas, así de simple.


Con wibe realmente ahorras

Los precios de wibe son los más competitivos del mercado: ahorras hasta 30% más al asegurar tu auto que con la competencia, no solo por la personalización mencionada en el punto anterior, que te permite elegir todo, desde los deducibles, pasando por las sumas aseguradas, hasta las coberturas que de verdad quieres; si no por las facilidades que te brindan al momento de pagar tu seguro. Por ponerte un ejemplo, con wibe tienes la opción de pagar tu prima anual, de manera mensual, trimestral y hasta a meses sin intereses.

Como tip adicional para ahorrar en el seguro de auto, te recomendamos aumentar el deducible, es decir el dinero que debes aportar tú ante cualquier reclamo al seguro por un siniestro. Mientras más alto sea, más barato se vuelve tu seguro.



Todo es personalizable

Para dejar un poco más clara la capacidad de elección que wibe te brinda, vamos a cotizar un seguro de auto para que veas cómo cambia la mensualidad dependiendo de lo que agregues o quites, qué déjanos decirte, es muy poca la diferencia si la comparas con lo que significa que roben partes de tu auto como los espejos o las llantas, ya sabemos que nada de eso es barato y comparado con lo que aumenta en cada cobertura, wibe es un gran copiloto para proteger tu inversión a full.

Por ejemplo, cotizando un seguro para un Ford Focus 2019, al dejar solo las coberturas de daños materiales y daños por terceros sin seguro, la mensualidad nos quedaría en $566.50 MXN mensuales, pero si queremos proteger las partes de nuestro auto, la diferencia tampoco es tanta. Al agregar seguro de llantas, robo total y parcial nos quedaría en $702.25 MXN, lo cual es nada si pones en la balanza que una sola llanta par este vehículo ronda los $1,500 MXN. ¡Sí que hay diferencia!


Es superfácil contratar

wibe siempre te tiene a ti como centro de su existencia, por lo que diseñó un método, o mejor dicho una página web para que a ti te sea muy sencillo cotizar. Lo único que debes hacer es ir al sitio oficial, y buscar el botoncito naranja que dice “Cotiza aquí”, después tendrás que seleccionar de forma muy sencilla e intuitiva el modelo exacto de tu auto, tenemos casi todos y si no está pues nos puedes avisar.

Una vez hecho esto, la pantalla nos arrojará un listado con varios elementos que podemos personalizar; aquí es donde podemos elegir qué coberturas queremos y cuáles no (cómo lo hicimos en el ejemplo anterior).

¡Y ya está! Asegurarte no solo es fácil también te brinda más beneficios que disgustos. Nuestra recomendación hasta el final de los tiempos es que cuides tu patrimonio, cuides de ti y respires tranquilo cada que sales acompañado de tu auto. En definitiva, nada como sentirse seguro y estar conscientes del ahorro que representa tener un seguro. Aprovecha que con wibe puedes obtener hasta 30% de descuento más que con la competencia , ¿no crees? compruébalo y cotiza tu seguro.