Ventajas de usar tu aguinaldo para comprar un auto

¡Ah! Qué bonito es este mes, tan lleno de magia, de buenos deseos, de dar, de recibir y de esperar a Santa con galletas para ver qué regalos nos trajo en estas fechas. Aunque quizá el único Santa que te traiga regalos en esta época navideña sea el banco con esa notificación de que ya cayó tu aguinaldo. Y tampoco está mal, puedes ocuparlo para pagar algunas deudas o si ya tienes todo cubierto, hasta dar el primer pago para comprarte un coche. Y aquí es donde entramos nosotros, ¿realmente te conviene usar tu aguinaldo para comprar un auto? Descubramos juntos la respuesta en las siguientes líneas. ¡Jo, jo, jo!

 

Diciembre: el mejor mes para comprar coche según expertos

Muchos analistas afirman que diciembre es el mejor mes para comprar un auto, pues es la temporada en que los descuentos más jugosos salen a flote. Descuentos que tú podrías aprovechar ya con ese dinerito extra en tus manos. Pero antes de eso, conozcamos las dos razones principales por las que este mes se convierte en la mejor oportunidad para comprar coche.

  1. La necesidad de llegar a la meta. La mayoría de las concesionarias estarán muy interesadas en lograr los mejores números para su reporte final o alcanzar el número de unidades vendidas que se fijaron al inicio de este año. Y harán casi lo que sea para conseguirlo, es por eso que se tomarán la libertad de poner las ofertas más espectaculares que hayas visto para conseguirlo. De tu lado queda consultar en la mayoría de concesionarias que puedas, porque obviamente estos descuentos varían de una a otra.
  2. Las nuevas normativas. Aunque esta posibilidad no es tan probable, otra de las razones por las que los concesionarios ponen toda la carne en el asador, es la posible regulación del año próximo en cuanto a emisiones de gases y contaminación que muchos autos ya no podrían cumplir, por eso tienden a bajar los precios de ciertos modelos de autos. Ponte atento y revisa también si hay alguno de esos modelos que te gustaría conseguir.

 

Si ya te decidiste, empieza a buscar 

Como verás, comprar un auto con tu aguinaldo es una buena oportunidad, pero tampoco se trata de comprar el primer auto que veas solo porque sí. El mejor ahorro vendrá cuando hagas una compra con conocimiento y con una pequeña investigación de fondo. 

  1. Analiza lo que quieres. Vamos a ser muy generales en este punto porque ya hicimos una guía para comprar un auto, pero a grandes rasgos deberías saber qué esperas de un auto y para qué situaciones lo vas a ocupar. Presta atención a su uso de combustible, a su espacio interno, a las prestaciones adicionales y a lo caro o barato que pueda resultar su mantenimiento en un futuro.
  2. Compara. Dígamos que ya tienes más o menos la idea de que es lo que deseas, ahora toca encontrar la mejor opción por tu dinero aquí es donde te recomendamos que acudas a las distintas concesionarias para buscar cuál te ofrece lo mejor por tu dinero, pues cabe la posibilidad de que a veces el mismo modelo cambia un poco de una a otra. Ve videos como los de MotorenMx, AutoDinámico, Autos Rodando o Autocosmos México, lee diferentes análisis y no te dejes llevar solo por la “cara bonita” del coche que viste en un comercial de YouTube.
  3. Considera más opciones. Aunque las mayores ofertas se pondrán para vehículos nuevos, puede que también haya sorpresas en las agencias que venden seminuevos autorizados. Así que no descartes esta opción que podría suponer todavía un ahorro mayor y que te haría cerrar el año con una sonrisa. Da clic si quieres más información para comprar autos seminuevos.

 

Adelanta pagos y ahorra todavía más

Si ya tienes tu aguinaldo en tus manos y lo vas a destinar a tu auto, entonces aprovéchalo al máximo, y adelanta pagos tanto de impuestos como de mensualidades si es que recurriste al financiamiento.

En el caso de la tenencia, en la gran mayoría de estados del país te brindan descuentos por pronto pago que varían dependiendo de la entidad en que te encuentres, así que investiga esta parte en tu localidad y aprovecha esa oportunidad. Al final es un pago que no te escaparás de hacer.

Por otro lado, si el auto que estás comprando lo haces mediante un financiamiento automotriz, aprovecha ese dinero navideño y adelanta una o varias mensualidades o mejor aún da un buen enganche. Presta atención a las diferentes tasas de interés que se ofrecen en el mercado o las comisiones por apertura y analiza todo esto sobre el papel antes de tomar tu decisión (haz tus números). Un buen análisis hará que los pagos de tu financiamiento se reduzcan un poco y la cuesta de enero no sea tan empinada y difícil de superar.

 

No te olvides de asegurar a tu nuevo amigo

Nuevamente, asegurar tu auto es otra de esas tareas de las que no podrás escaparte. Lo tienes que asegurar sí o sí para prevenirte ante siniestros y mantener protegido a tu vehículo en todo momento. Por eso tu aguinaldo puede servirte para cubrir el primer pago de tu póliza y despreocuparse de ese gasto un tiempo.

Además, por la temporada, es probable que te encuentres ofertas navideñas que te vendrán como anillo al dedo. En el caso de wibe, se encuentra en el periodo de los 12 días de promos que te darán un descuento de hasta 15% en tu seguro de auto. Con una promo así, hasta santa aseguraría sus vehículos, lástima que tenga puros, renos.

En fin, ya sabes de manera general cómo hacer rendir al máximo tu aguinaldo para adquirir un auto, darte un respiro y hacer de este cierre de año algo increíble, con un nuevo compañero de 4 ruedas. ¡Hasta pronto!