Tips para reducir la huella de carbono de tu coche

cómo reducir la huella de carbono de tu coche, formas de reducir tu huella de carbono, qué es la huella de carbono, cómo podemos reducir nuestra huella de carbono

Nuestro país siempre está en movimiento, las 24 horas del día hay gente haciendo algo, en la casa, escuela o en el trabajo, cada persona trata de dejar su huella mediante alguna actividad tratando de mejorar al mundo que pertenece.

Sin embargo, tristemente debemos decirte que también aportamos algo más a nuestro querido planeta: dióxido de carbono. Sí, así es, México es de los mayores emisores de este gas, causante de gran parte del calentamiento global en el mundo, con una emisión de alrededor de 3 toneladas por habitante tan solo en 2020, dejando a nuestro paso una gran huella de carbono.

¿Eso existe? Sí, y no es otra cosa más que el rastro de gases de efecto invernadero (GEI) que deja cada individuo en su vida cotidiana al desplazarse, consumir, alimentarse y utilizar recursos como la energía que impactan directamente en el calentamiento global.

Todavía tenemos mucho que hacer en este tema y aunque México ya pertenece a tratados como el Acuerdo de Paris para reducir los Gases de Efecto Invernadero, una buena parte de la ayuda puede venir de nosotros. Por eso, en este Día Mundial de la Reducción de las Emisiones de CO2, buscaremos hacer un poco de conciencia en ti, conductor, dándote algunos tips para reducir huella de carbono de tu coche:


1. Muévete de una forma más amigable con el ambiente

Puedes optar por usar con mayor frecuencia el transporte público de tu ciudad o localidad, así como otras alternativas en comunidad, como en el caso del carsharing, ya sea a través de plataformas para llevar gente contigo cuando van hacia la misma ruta u organizándote con tus amigos y familiares para hacer un solo viaje cuando vayan a su trabajo o a algún destino en el que coincidan, como el súper.


2. Apuesta por tecnología híbrida o eléctrica

Si estás pensando en cambiar de coche ya sea por antigüedad o por alguna otra razón, un modelo de este estilo podría ser la respuesta a los temas de emisión de CO2 y además ahorrarás en combustible. Eso sí, todo tiene un costo, pues este tipo de vehículos son más caros que los convencionales.


3. Lleva tu auto a revisión

Un constante chequeo de los sistemas, especialmente en los de combustión y filtros, puede asegurar el buen estado de tu auto principalmente si ya tiene sus añitos de servicio. No olvides también hacer la verificación cada que así sea requerido, para que conozcas las capacidades de tu auto y sepas cuándo debes circular.


4. Revisa la presión de las llantas

Las llantas son el último punto de contacto de tu auto con el camino, por eso es importante que se encuentren en el mejor estado. Revisa que la presión no esté por debajo de lo requerido por el fabricante, porque eso te podría hacer gastar más combustible, y por ende, emitir más dióxido de carbono debido al aumento de fricción que esto puede generar.

Ah, y no solo la presión de la llanta es importante, también lo es el tipo de neumático que elijas, por eso es importante que conozcas algunos tips para elegir llantas correctas para tu auto para que puedas reducir huella de carbono de tu coche. 


5. Cambia con frecuencia el aceite de tu auto

De esta forma no solo evitarás que la temperatura del motor aumente, lo que también consume más combustible, sino que, además, disminuirás cualquier asentamiento que pudiera hacerse en los sistemas internos del motor, lo que podría provocar que salieran sustancias nocivas por el escape durante el proceso de combustión. ¡Es por el ambiente y por tu auto!


6. Utiliza aditivos para el combustible

La función de estos aditivos es procurar que el combustible realice su combustión de la mejor forma, para que todos los sistemas de admisión se mantengan limpios y así se reduce la emisión de contaminantes, al reducir la cantidad de químicos nocivos que salen a través del sistema de escape. Estos aditivos están disponibles tanto para gasolina, como para diésel.


7. Reduce tu huella de carbono

Existen algunos tips que podemos tomar en cuenta para reducir nuestra huella de carbono y ser más verdes, por ejemplo, reciclar lo que se pueda, bajarle al uso del aire acondicionado, desconectar los aparatos eléctricos que no se estén usando y en el caso de tu auto, es muy importante mantenerlo en perfecto estado para que generen menos emisiones de gases de efecto invernadero.


Sonará redundante, y a lo mejor nos dirás, ¡ya chole!, pero en verdad, reducir nuestra huella de carbono hará una gran diferencia si queremos tener un planeta más limpio y duradero.