El futuro es hoy: hablemos de los seguros por kilómetro

seguros por kilómetro, seguro por km, seguro de auto por kilómetro, seguro de pago por kilómetro, seguro de pago por km

Como seguramente ya te habrás dado cuenta, existe una altísima variedad de opciones de seguros para auto en el mercado, con más o menos personalización y con planes que intentan cubrir la mayoría de los gustos de los conductores. Pero, satisfacer a tod@s es prácticamente imposible.

Aun así, en fechas recientes hemos visto cómo surge una nueva modalidad de seguros, una que intenta ser todavía más personal y responde a un segmento más específico (del cual hablaremos más adelante), pero que, además, viene de la mano de una necesidad creciente de cambiar los hábitos de uso de nuestros vehículos y que no podríamos considerar precisamente de aptos. Sí, estamos hablando de una modalidad llamada seguros por kilómetro o seguro de pago por kilómetro.


México: un país con un desorden automovilístico

Para ponernos un poco en panorama y de acuerdo con un estudio realizado en 2012 por el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo, las principales ciudades del país, son las que mayor uso hacen del automóvil debido a su alta concentración de vehículos. Pero en contraste, los KVR (Kilómetros Vehículo Recorridos) per cápita, en zonas donde no hay tantos habitantes como Mexicali o Tijuana era bastante similar a ciudades como Nueva York o Las Vegas lo que dejaba ver que México se perfilaba hacia patrones de uso nada sostenibles.

Desde ese entonces hasta la fecha, varias cosas han cambiado en nuestro México y aunque se ha promovido en las grandes ciudades opciones de transporte alternativo, como la famosísima Ecobici, el Metrobús o hasta los servicios de renta de bicicletas y monopatines privados; lo cierto es que el uso del auto sigue creciendo a pasos agigantados, pues en 2019 y de acuerdo con el INEGI, el número de vehículos circulando en nuestro bello país ¡rebasaba los 50 millones! de los cuales más de 5.5 millones circulan en la CDMX

Este gran incremento tiene su parte mala, no te vamos a mentir, significa una baja en la calidad de vida de las ciudades; con altas tasas de estrés debido al aglutinamiento vehicular (en el que los habitantes de la CDMX pasamos hasta 18 días al año), unas calles altamente desgastadas y una contaminación del aire que afecta la salud de los habitantes, no sólo por el smog, sino también por el ruido. 

Este año tampoco ayudó mucho a disminuir esta situación, pues como consecuencia de la pandemia que tanto nos ha hecho sufrir, también se ha dado preferencia al uso del auto o a servicios de transporte privado a través de Apps, para evitar la posibilidad de contagio en el transporte público.

Y a pesar de que se plantean iniciativas para entidades como la CDMX, que pretende impulsar el uso de autos compartidos, lo cierto es que el daño está hecho y las consecuencias están ahí. Te ponemos algunos ejemplos:


  1. En materia de salud, el 60% de la contaminación del aire viene de vehículos movidos por gasolina lo que afecta al ambiente y por supuesto la calidad del aire que respiramos.
  2. En el apartado económico, las importaciones de gasolina desde otros países a principios de este año, llegaban a los 713 mil barriles diarios que no son pocos si tenemos en cuenta que se exportan poco más de 1,260 millones de barriles de petróleo al extranjero. También y de acuerdo con un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad, el costo del tráfico para el país, representa una pérdida 94 mil millones de pesos al año, lo que se traduce en una pérdida de ingreso para todos.
  3. Si nos vamos al apartado de seguridad, la cosa tampoco es del todo positiva; pues de acuerdo con el INEGI, en 2019 hubo un total de 362,586 accidentes viales en las zonas urbanas y suburbanas de México.

No te mostramos todo esto para alarmarte, te lo enseñamos porque creemos que es claro para todos que todavía nos falta mucho por trabajar para mejorar nuestra forma de transportarnos en las ciudades.

Afortunadamente hay una parte de la población que ha considerado fuertemente el uso de otros medios de transporte para su movilidad diaria, dejando para distancias más largas o para situaciones estrictamente necesarias el uso del automóvil, lo cual en principio es bueno, hay iniciativa. Y justo consecuencia de este espíritu de cambio y para todos esos conductores que no requieren recorrer grandes distancias en su vehículo, fueron creados los seguros por km, pensados para balancear sus patrones de uso con el precio que pagan por su póliza.


Suena bien, entonces… ¿Qué son los seguros por kilómetro?

En palabras simples te lo decimos; es un tipo de seguro en el que tu pago va de la mano con los kilómetros que recorres con tu vehículo, lo que para algunas personas supone un ahorro importante al momento de contratar su póliza. Y sí, como mencionamos arriba, está pensado para conductores que no usan su auto con frecuencia exagerada o recorren distancias muy cortas a la semana. 

Este seguro de pago por kilómetro, de alguna manera no va dirigido a personas que se mueven a diario en su vehículo por cuestiones de trabajo u otras razones; para todos ellos existen las alternativas que ya conocemos como seguros tradicionales.


¿Cómo funcionan los seguros por km?

Antes de comenzar, debemos decir que, aunque hablemos de seguros por kilómetro en general, los ejemplos y explicaciones que ponemos se basan en su gran mayoría en las ofertas que se encuentran disponibles actualmente en el mercado mexicano.

Lo primero que tendrías que hacer para disfrutar de un seguro con estas características, es obviamente solicitarlo. Una vez que hayas hecho la contratación, la aseguradora te enviará a tu casa un dispositivo que deberás colocar en el puerto OBDII de tu auto para que mediante esta conexión se puedan contabilizar los kilómetros recorridos por el odómetro de tu auto (no te preocupes, el dispositivo viene con un instructivo y el proceso es bastante fácil). Una vez que lo hayas hecho, solo restaría descargar la aplicación de la aseguradora y comenzar a conducir.

En el apartado de la privacidad no deberías estar nervioso, pues los datos recopilados son usados únicamente para calcular la distancia recorrida y conocer el monto a pagar al final del mes. Todo tranqui, como ocurre con un celular en postpago. 


Recompensas por conducir bien

Con esto nos referimos a que muchos de los seguros por kilómetro te recompensan por conducir menos y por tener buenos hábitos de manejo, y como hemos insistido, esta modalidad de seguro de auto es perfecta para aquellos que recorren a lo mucho 1,000 km en un mes. Así que para aquellos que no usan tanto el automóvil, se podrían beneficiar hasta con un 30% de ahorro en su pago mensual comparado con un seguro de auto tradicional.


Coberturas de los seguros por km

Al estar pensado para las personas que no conducen tantos kilómetros, las distintas pólizas ofrecen un buen equilibrio entre coberturas y asistencias para brindarle al conductor justo lo que necesita por un buen precio. Así que, a nuestra percepción, este es un tema que no debería preocuparte para nada, la mayoría están pensados para dejarte tranquilo.

Entre las coberturas más populares, destacan:

  • – Robo total para proteger tu auto contra los ladrones.
  • – Auxilio vial para recibir ayuda siempre que la requieras en esas situaciones poco agradables, como quedarse sin gasolina, un fallo en la batería o incluso la falta de anticongelante. 
  • – Daños materiales.  Así estarás cubierto en caso de un siniestro que pudiera dañar tu vehículo o el de otro conductor. 

Tecnología

Ya te contamos del dispositivo que permitirá medir los kilómetros que recorres con tu auto, con ayuda del puerto OBDII; te dijimos que ni la privacidad ni la computadora de tu vehículo se ven afectadas, pero también hay otro apartado que los usuarios de seguros por kilómetro pueden apreciar bastante: las aplicaciones. 

Por ejemplo, con wibe ya puedes contratar tu seguro por kilómetro, es realmente sencillo:

  1. Cotiza tu seguro. Puedes utilizar el simulador para calcular los kms. que recorres en tus trayectos diarios.
  2. Recibe tu dispositivo y conéctalo a tu auto.
  3. Descarga la App de wibe para contabilizar tus kilómetros.
  4. Conduce tranquilo y ahorra con tu nuevo seguro.

El seguro por kilometro de wibe es una nueva forma de asegurar tu vehículo y donde pagarás una tarifa justa de acuerdo con los kilómetros que recorras cada mes, así que este es un excelente producto si es que solo usas tu auto para ir al súper los fines de semana o llevas a los niños a una escuela cercana a casa. Además, podrás conocer tus hábitos de conducción. Cotiza aquí wibe por kilómetro.