¡Aguas! Cómo evitar que le den un "besito" a tu auto

cómo evitar que le den un besito a tu auto, evitar recargones en el auto, prevenir accidentes de tránsito

14 de abril de 2021

Los besos son muy buenos, siempre que sean una opción para dar cariño, pero cuando se trata de los autos que se impactan, digamos que se convierten en malas noticias. Y es que a pesar de ser llamados “besitos” para mostrar su “suavidad” aparente, lo cierto es que causan más problemas de los que queremos aceptar.

Por eso preparamos una serie de consejos que te ayudarán a evitar este tipo de accidentes entre autos que son más caros de lo que parecen. Pues la CONDUSEF estima que las reparaciones promedio para un accidente de auto inician desde los $10,000 MXN y de ahí para arriba, con todo lo que implique en refacciones y mano de obra.

Para evitar los besitos entre autos, te damos estos tips:


En la calle

Mantén tu auto vigilado

Estacionarse en la calle siempre supone un riesgo pues no sabes qué puede pasar cuando dejas tu auto a la intemperie. El mejor de los casos sería que se moje en una lluvia o que el sol caliente el interior del vehículo, sin embargo, hay ocasiones en que no lo puedes evitar, sobre todo si al lugar al que vas no tiene estacionamiento, como un restaurante, una plaza pública, una tienda que no esté en un centro comercial o, incluso, algunos desarrollos inmobiliarios que no cuentan con este espacio.

Para vigilarlo en estos casos donde no tienes estacionamiento o pensión,  puedes optar por cámaras de vigilancia que incluso puedes visualizar desde tu dispositivo móvil o si el lugar en donde estás te lo permite, puedes echarle un vistazo desde la distancia.


Ponlo en un lugar permitido

Si ves que existe un letrero de no estacionarse o invades un carril que no debes o lo dejas a media curva, la probabilidad de que le den ese golpecito inesperado a tu coche, aumenta muchísimo. Así que mejor no te saltes las reglas y ponlo en los lugares correctos.


Verifica que la zona sea segura

No nos referimos solo a que en la zona en donde estaciones tu coche esté bien iluminada o que pase gente constantemente para evitar a los ladrones. Consideremos también dejar el auto en una zona donde el flujo vehicular no sea tan alto, al grado de que, en un descuido, pueda pasarle algo.


Opta por estacionamientos cerrados en altas horas de la noche

Sabemos que en la noche es cuando muchas personas podrían conducir alcoholizadas y ocasionar más accidentes de los que nos podríamos imaginar. Así que si vas a utilizar tu auto durante la madrugada, lo mejor sería buscar un estacionamiento que no esté al aire libre para dejar ahí tu auto (como en algunos supermercados). Y claro también es buena idea estacionarlo lejos de bares y restaurantes.


Evita estacionarte en doble fila

Muchos accidentes ocurren cuando alguno de los conductores toma la decisión de estorbar un poco en el camino estacionándose en doble fila. Y es que al hacerlo en la calle, además de que no está permitido, se afecta el flujo de la vialidad en la que estés, haciendo que los conductores sean más propensos a estrellarse contra tu vehículo. Tampoco lo dejes detrás o adelante de camiones grandes. Hacer este tipo de cosas, es casi como si les dijeras a los otros “chóquenme”.


En un estacionamiento

Conduce a velocidad lenta

Es un estacionamiento, no una pista de carreras, por lo que nuestra principal recomendación es que evites a toda costa, pisar el acelerador a fondo, ya que en los estacionamientos existen muchísimos puntos ciegos que te impedirán ver cuando un auto sale de su cajón o cuando está entrando al inmueble. Si conduces con calma y no intentas ganar un lugar, te aseguramos que se reduce el riesgo de chocar o ser chocado.


Atento a los espejos

Estacionarse es un arte, de eso no tenemos duda. Es el momento cuando te retas como conductor y necesitas estar atento en todo momento, especialmente en los espejos, para ver los vehículos que se encuentran alrededor de ti y que te podrían impactar. No descuides este detalle, porque te puede salvar en más de una ocasión


Procura no estacionarte en un lugar que te cueste salir

Si para salir puedes manejar hacia adelante sin complicaciones, mejor. Estacionarte en un lugar que suponga una conducción muy precisa podría traerte problemas a la hora de querer irte a otro lado, pues podrías abollar tu vehículo en tu intento de salir. Evita estar detrás de otros autos y al igual que en la calle, no te estaciones en doble fila.


Utiliza las direccionales

Nada como la educación. Sé un buen conductor y sigue todos esos buenos modales y obligaciones que existen al manejar un vehículo; como prender las direccionales o las luces traseras. Esto te permitirá comunicarte mejor con los conductores alrededor y evitar desastres.


Evita horas pico

Los sábados y domingos, casi por ley, son los peores días para ir de compras, pues es justamente cuando toda la gente va. Si tienes oportunidad y además quieres evitar multitudes en esta época de sana distancia, la mejor idea sin duda, es ir entre semana muy temprano, así encontrarás menos gente en los lugares y por consecuencia, en los estacionamientos.


Respeta los lugares

Si el auto de enfrente ya tiene las intermitentes listas para ocupar el lugar del auto que va a salir, no intentes colarte. Porque además de que ser un poco grosero, podría ocasionar que te den el famoso besito y ocurran daños tanto materiales como a tu persona. Lo mismo aplica para los lugares exclusivos para mujeres embarazadas y personas con silla de ruedas


Qué hacer si tú le das un “besito” a otro auto

Deja una nota en el parabrisas

Si fue nuestra culpa, lo más educado sería actuar en consecuencia y no darnos a la fuga, porque evidentemente no nos gustaría que nos hicieran lo mismo. Así que si es posible, deja una nota en el auto con algunos de tus datos como nombre, teléfono de contacto y una pequeña explicación de lo que sucedió sin dejar un texto que diga totalmente que fallaste o que no sabes manejar. Sin dramas. Con wibe por ejemplo una vez que dejas tu contacto al dueño del auto, puedes llamarles para levantar la orden de arreglo y que todo quede en orden.


Llama a la policía

Si hay lesiones o pasó algo similar, lo mejor es llamar a la policía para explicarles que pasó. Muchas veces no hacerlo tiene más consecuencias de las que creemos y avisar es mucho más sencillo: con una llamada telefónica basta.


No abandones la escena

No eres un criminal. Incluso si consideras que el accidente fue leve, lo mejor es hablar con las partes involucradas, avisar a las autoridades y solucionar todo. Alejarte de la escena del crimen solo te traería más problemas, cosa que justo queremos evitar.


Paga los daños si fuiste la causa

Normalmente la aseguradora es la que determina la forma en la que se cubrirán los daños de la parte afectada, por eso insistimos en que los llames, ellos te guiarán en todo el proceso. Y claro, te recomendamos que no firmes documentos raros o des efectivo para arreglar la falla antes de que intervengan terceras personas como un abogado o el representante de tu seguro.


Llama a un abogado

Aunque el accidente lo hayas ocasionado tú, puede haber muchas dudas respecto a lo que pasó y una de las partes podría exagerar en lo sucedido. Lo mejor es contactar a un abogado que te ayude con esto, pues incluso podrías no pagar los daños o salir inocente si el accidente se ocasionó por tu intención de  esquivar a peatón o a un perrito. En wibe, por ejemplo, puedes recibir asesoría legal directamente desde la app.


Toma fotografías

Esto servirá para que al momento de llegar a un acuerdo, existan pruebas de lo ocurrido y no solo sea tu palabra contra la del conductor afectado. Toma fotos, videos, pregunta a testigos y ten siempre pruebas de lo que pasó.

Ya sabes cómo protegerte ante los clásicos besitos entre autos y evitar ser víctima del cupido de los accidentes. Recuerda que una parte importante para protegerte, en caso de que te toque a ti este tipo de choques, es estar asegurado.

En el caso de wibe, la cobertura de daños por terceros sin seguro podría ayudarte incluso si el culpable se dio a la fuga y se cubriría el pago de deducible en favor del asegurado, todo para resolver el incidente como lo hace un buen copiloto.

Cuídate mucho, nada de besos mecánicos y nos vemos en la próxima.